Cómo eliminar el musgo de las paredes
El musgo es una de las peores pesadillas en muchos hogares, ya que suele aparecer en las paredes de una casa o en los muros del jardín cuando hay un exceso de humedad en el ambiente. Aparece muy especialmente cuando ese exceso de humedad se debe a estar en una zona en la que las lluvias son abundantes. Si se trata además de una pared o muro por donde el agua discurre prácticamente de forma continuada durante mucho tiempo, sin duda la presencia de musgo será un hecho.

Hay veces en las que te gustará que aparezca el musgo e incluso procurarás mantener esa zona húmeda para que siga saliendo, ya que le da un toque rústico al ambiente que puede ser muy bonito, aunque esto es algo que no todo el mundo quiere conseguir. De todas formas, lo más recomendable es eliminarlo y si quieres algo decorativo en esa pared plantar una enredadera o hiedra.

Eliminarlo siempre

Cómo eliminar el musgo de las paredes
Como primera opción debes tener siempre eliminarlo, y hacer lo posible por saber a qué se debe la humedad en esa pared, ya que así su eliminación sera mucho más sencilla, así como su prevención. Por mucho que te parezca bonito, puede atraer a hongos y diversas enfermedades o plagas, así que tómatelo en serio y en cuanto veas que comienza a salir, lucha contra él.

Cómo eliminarlo

Para eliminarlo deberás aplicar directamente en la pared productos fungicidas o musguicidas, que son los específicos para el musgo, aunque un fungicida normal te valdrá igual. Es recomendable utilizar un cepillo que tenga las cerdas duras, ya que así restregarás el musgo y se caerá más fácilmente. Los pequeños restos que queden los puedes quitar con una espátula o rasqueta.