Cómo escoger macetas para el bonsái
El bonsái es el arte de cultivar plantas de tamaño reducido que se obtiene mediante técnicas como el trasplante, podas, alambrado o pinzado pero, además, en la cultura oriental es símbolo de iluminación y paz. El origen de esta práctica se remonta a China y, aunque la fecha no está del todo clara, se supone que fue llevada desde China a Japon por los monjes budistas en el siglo X.

Como puedes imaginar, elegir la maceta o bandeja adecuada, de la misma manera que los complementos adicionales como el musgo u otras hierbas, las piedras o, incluso, la mesa de acompañamiento, es súper importante en la composición. Nosotros queremos echarte una mano para que no falles en la elección.

Cómo escoger macetas para el bonsái

Etapas del bonsái

En primer lugar, la elección de las macetas para bonsáis debe satisfacer las necesidades de la planta y tomar en cuenta la etapa de la misma. Así, durante la primera de ellas requiere macetas profundas que le proporcionen espacio suficiente para albergar la tierra con nutrientes y permitir el crecimiento apropiado. Sin embargo, en la etapa de la poda, lo importante es escoger el recipiente que se adecúe a la forma que deseas obtener, preferiblemente de forma achatada. En este sentido, las macetas para bonsáis con forma de cascada o semi-cascada deben ser más profundas, asemejándose a las condiciones que ofrecen las rocas donde estas especies de árboles crecen. Por otro lado, las macetas poco profundas deben ser proporcionales al tamaño de la planta.

Estética

Por supuesto, la estética de la maceta es esencial y el sentimiento que desees transmitir con tu bonsái (paz, melancolía, alegría…) tendrá mucho que ver con la elección final. Así, el empleo de colores o dibujos te ayudará a agregar carácter o a resaltar los detalles de tu planta, siempre que armonice con los colores del bonsái. Es recomendable utilizar macetas sin esmaltar para pinos y resto de confiteras, que la anchura ronde los 2/3 de la altura de árbol y que la altura sea una a dos veces el grosor del tronco de su base.