Cómo evitar el uso de peligrosos pesticidas en tu jardín
Son muchos los productos que existen actualmente en el mercado y que están a la mano de todos que ayudan a repeler insectos y plagas de tu jardín, sin necesidad de contaminar nuestro planeta ni tampoco de dañar tu salud o la de tus familiares. Los peligrosos pesticidas deben quedar fuera de tus opciones de compra para el jardín, porque además de ser nocivos para ti y para el medio ambiente, también lo son para tus plantas.

Además muchos pesticidas acaban matando a los insectos que quieres fuera de tu jardín, algo injusto para ellos, puesto que son seres vivos de nuestra naturaleza que también tienen derecho a vivir. A veces los humanos creemos que podemos jugar a decidir quien vive y quien muere sólo por nuestro beneficio o comodidad, y no es justo para unos seres vivos indefensos.

Los insectos

Es cierto que insectos y plagas no deseadas pueden acabar con tu jardín. Si estás preocupado por tus plantas pero también por el medio ambiente y por tu salud, te aconsejo que utilices pesticidas naturales u orgánicos en lugar de los productos que contienen químicos y toxinas dañinas.

Identifica los insectos

Es importante que identifiques a los insectos, pero no sólo a los que destrozan tu jardín, también los que te pueden ayudar a tenerlo en mejores condiciones. Por ejemplo, una idea es atraer a abejas y mariquitas, que además de darle un toque de vida a tu jardín, polinizarán a tus flores y se alimentarán de los insectos no deseados, siguiendo el trascurso de la naturaleza.

Cómo evitar el uso de peligrosos pesticidas en tu jardín

Atrae a los pájaros

Otra idea estupenda para evitar usar los peligrosos pesticidas es atraer pájaros a tu jardín. Puedes proporcionarles cobijo, alimento y agua, a cambio los pájaros te ayudarán comiéndose todos los insectos no deseados de tu jardín. Por si fuera poco, también te ayudarán a embellecer tu jardín y a que te sientas aún más cerca de la naturaleza gracias a su canto.

Haz tu propio pesticida orgánico

Otra idea fabulosa es crear tu propio pesticida orgánico. Para conseguirlo únicamente tendrás que mezclar un poco de jabón líquido para lavar los platos con agua en una botella de spray. Después rocía la mezcla en las plantas de tu jardín y los insectos ya no querrán estar más ahí.

De esta manera habrás conseguido un pesticida que no te dañará a ti, ni tampoco al medio ambiente y además, tus plantas seguirán creciendo sanas y salvas.