Cómo evitar que las plantas pierdan las hojas
Un problema muy habitual en casi todas las plantas es que se caigan las hojas, especialmente si las trasladas de un sitio a otro en un vehículo o si no les prestas las atenciones que necesitan, o bien éstas no son las adecuadas. Cuando la llevas a casa desde una tienda, también suele perderlas, especialmente porque debe adaptarse a un nuevo ambiente y nuevas condiciones.

Por desgracia, son muchos los factores que pueden hacer que una planta pierda sus hojas, así que conviene conocerlos para poder luchar contra ellos y así poder evitar que se caigan. Siguiendo los siguientes consejos podrás evitarlo y conseguir que luzcan mucho más sanas y bonitas.

Sequía

La sequía es uno de los motivos por los que más se caen las hojas de las plantas, por lo que debes tener mucho cuidado con los riegos. Además, deberás conseguir una humedad ambiental adecuada, la cual cambiará según vaya haciendo más calor. La mejor opción es pulverizar la planta para que no se seque, pero sólo cuando hace calor. No pulverices directamente en las hojas ya que no es bueno en muchas variedades.

Unos consejitos

Cómo evitar que las plantas pierdan las hojas
También es importante que tengas en cuenta la estación del año, ya que los cambios bruscos de temperatura también afectan a la caída de las hojas. Si las temperaturas van a cambiar, pon la planta en otro sitio para que se vaya adaptando poco a poco y no sufra de repente un cambio de varios grados de temperatura. La poda es otra buena opción para luchar con la caída de hojas, quitando aquellas que estén en malas condiciones. Los insectos en la tierra también pueden causar la caída de hojas, así que retira las raíces más viejas y, por supuesto, los insectos.