Cómo facilitar el drenaje de las plantas
El riego es uno de los cuidados fundamentales en las plantas, por lo que es muy importante saber y tener en cuenta que en muchas ocasiones el agua se queda en la parte superior de la tierra. Eso hace que se encharque, con lo que la planta se puede estropear, así que hay que conseguir un buen drenaje para que el agua fluya y no se asfixien las raíces con el agua estancada.

Para evitar que la planta se encharque se pueden hacer unas cuantas cosas, lo que viene a ser facilitar un buen drenaje. Entre otras cosas, puedes colocar piedras en el fondo de la maceta o añadirle al sustrato elementos como mantillo, compost o turba. Toma nota de unos cuantos consejos para conseguir un buen drenaje en cualquier planta:

Buen drenaje en las macetas

Si vas a cultivar la planta en macetas o jardineras, es indispensable que haya un buen drenaje, empezando porque los orificios que estén en la base no estén obstruidos. Lo ideal es colocar una capa de bolas de arcilla, las cuales aíslan el sustrato del agua sobrante y evitan que se pueda pudrir la planta. Puedes poner en vez de las bolas fragmentos de barro o gravilla.

Elegir un buen sustrato

Cómo facilitar el drenaje de las plantas
La elección del sustrato es muy importante, por lo que tiene que ser siempre el más adecuado según la planta que vayamos a cultivar. Una buena mezcla para macetas o cualquier otro recipiente es aquella que tenga tanto materia orgánica como elementos, ya que así se permite una buena ventilación de la tierra. Una buena opción sería hacer una mezcla con tierra negra de jardín, estiércol descompuesto, arena de río, caliza y humus.

Un buen suelo

Los suelos arenosos absorben muy bien el agua y además se filtra con mucha facilidad hacia el fondo, con lo que es la mejor opción. Los suelos arcillosos y turbosos son poco porosos, por lo que su drenaje no es de calidad y la planta se encharcará con facilidad.