Cómo hacer macetas de cemento
Si crees que hacer una maceta es algo difícil, ¡ya puedes ir olvidándolo! Si te gusta hacer manualidades y además eres un amante de la naturaleza y las plantas, ¡no te pierdas como hacer una fantástica maceta de cemento!

No solo son resistentes, sino que además puedes hacerlas de diferentes colores y tamaños, consiguiendo macetas originales y bonitas. A continuación te explicamos cómo se hacen.

En primer lugar, necesitamos proveernos de tierra, arena, cemento portland, tierra de colores (aunque esto es opcional), desmoldante o nylon, cesta o maceta de plástico vieja (que hará de molde), cinta adhesiva y latas de pintura viejas. Es importante que cubras los orificios con cinta adhesiva de la cesta, si es que la vas a utilizar de molde.

Una vez tienes lista la cesta, vuelca dentro la preparación que debe estar compuesta de: 3 partes de arena, 3 partes de cemento portland, 2 partes de tierra, 1 parte de tierra de colores y muy poco agua.

Después, tienes que colocar dentro otro molde para que forme el orificio donde estará la planta. Podemos utilizar, por ejemplo, una lata de pintura vieja cubierta de desmoldante o de una bolsa de nylon. Hay que tener cuidado a la hora de manipular la lata para que no se rompa.

Una vez secadas, ya podrás disfrutar de unas increíbles macetas. Con ellas podrás renovar tu jardín, patio o balcón, sustituyendo las viejas macetas por las nuevas o, incluso, puedes utilizarlas como un magnífico regalo hecho por ti misma.

Si quieres que sean un poco más alegres, prueba de darle color al cemento o de utilizar otro tipo de moldes.