Cómo hacer un terrario
Si no sabes lo que es un terrario, se trata de un recipiente de vidrio en el que se introduce varios tipos de plantas conformando un pequeño y bonito jardín decorativo para la casa. Si te gustan las plantas y todo lo relacionado con el mundo de la jardinería, pero no dispones de mucho tiempo para poder cuidarlas, el terrario es ideal para ti.

Si quieres hacerlo y ponerte con ello, no pierdas detalle y toma buena nota porque a continuación te explico los pasos que debes seguir para disfrutar de tu propio terrario. Como verás enseguida se trata de algo muy sencillo de hacer y que no requiere de mucha dificultad por lo que podrás disfrutar de un bonito terrario sin problemas.

Las mejores plantas para poner en el terrario

Antes de empezar a hacer el terrario debes saber qué tipo de plantas son las ideales a la hora meterlas dentro de un recipiente cerrado. Debes saber que dentro del terrario la humedad y la temperatura es mucho más alta de lo normal por lo que lo ideal es optar por plantas que aguanten bien dichas condiciones climáticas tan extremas.

Por ello debes optar por plantas como los helechos, los cactus o los musgos o lo que es lo mismo, plantas de interior que no necesitan la luz del exterior para poder vivir. No te olvides tampoco de usar un recipiente lo bastante grande para que puedas meter las plantas sin demasiados problemas.

Cómo hacer un terrario

Lo primero que debes hacer a la hora de crear dicho terrario es limpiar perfectamente el recipiente de vidrio, para ello puedes usar un jabón antibacterias y eliminar toda la suciedad posible que pueda haber en el interior de dicho recipiente. Espera unos minutos a que se seque y coloca una base a de piedras en el fondo del recipiente. Lo más aconsejable es mezclar dichas piedras con carbón activado para que la tierra se mantenga húmeda y fresca y las plantas elegidas puedan crecer sin problemas.

Acto seguido debes colocar una capa que ayude a separar la tierra de la primera capa y que ayude a conseguir un efecto visual bonito en las diferentes estratos de tu terrario. En este caso puedes usar una capa de musgo.

Cómo hacer un terrario

Será imprescindible contar con los estratos necesarios que aseguren un óptimo drenaje de la superficie y evite un encharcamiento que acaben pudriendo dichas plantas. Seguidamente debes colocar la tierra asegurándote de que tiene buen drenaje para las plantas. Para ello puedes usar un tipo de tierra llamada vermiculita, una clase de sustrato que ayuda a retener el agua y a mantener un buen drenaje en el interior del terrario. Debes mezclar 3 partes de musgo por una de vermiculita. Recuerda que esta capa es la más mayor y la más gruesa ya que en la misma se encontrarán las raíces de las diferentes plantas.

Una vez bien fijada perfectamente todas las plantas en la tierra puedes poner varias piedras alrededor de la misma y evitar de esa forma que se pueda formar algo de maleza en el recipiente. A partir de aquí usa tu imaginación y decora como tu prefieras. De esta forma tan sencilla ya está totalmente listo tu terrario. Se trata de una forma de tener tu pequeño jardín y decorar la zona de la casa que quieras. Lo mejor del terrario es que se trata de plantas que no necesitan de muchos cuidados por lo que no tendrás preocuparte demasiado por las mismas. Espero que te animes y elabores tu terrario para que puedas tener tu pequeño jardín y disfrutar del mismo.