Cómo introducir tierra nueva en las plantas
¿Sabías que no es conveniente trasplantar a las plantas que entran en su periodo de floración? Como sabes, cuando las plantas en macetas, ya sea en espacios interiores como exteriores, han crecido demasiado o han consumido los nutrientes y propiedades del sustrato, lo mejor es cambiarlas a un recipiente mayor o bien al suele del jardín.

El mejor momento para trasplantar es cuando el clima es templado, especialmente en primavera, antes de la floración, pero si la planta ha comenzado su floración y es entonces cuando se descubre la necesidad de mayores nutrientes existe una alternativa para no someter a la planta al estrés de cambiar de sitio. Nos referimos a añadir tierra nueva a la planta, algo que también puede hacerse para que las flores sean mejores. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Sustituir la capa superior

Lo primero que debes saber es que no se tiene que cambiar toda la tierra de la maceta. En lugar de esto, retira la capa superior de tierra y sustitúyela por sustrato nuevo, procurando no tocar ni las raíces ni la parte aérea de la planta. Ten en cuenta que el nuevo sustrato tiene que ser preferentemente turbo.

Cómo introducir tierra nueva en las plantas

Abonos líquidos o sólidos

También se pueden aplicar abonos líquidos en el sustrato para alimentar a la planta. El momento ideal para hacerlo es cuando se retira la parte superior del sustrato, cuando también resulta útil el uso del abono sólido.

Consejos

Cuando se añade tierra nueva a una planta, hay que procurar que esa capa superior de sustrato añadido quede bastante removida, de tal forma que se facilite el drenaje sin inconvenientes del agua de riego. Por orto lado, debes tener en cuenta que las temperaturas más altas exigen una mayor cantidad de agua, y un terreno bien drenado asegura que la planta cuente con la humedad que necesita pero sin encharcarse.