Cómo la Luna afecta a tus plantas
La luna es una parte fundamental de nuestro planeta gracias al Sol, por la noche nos ilumina y es protagonista de muchas historias. Pero la Luna también está presente en nuestras vidas de muchas maneras aunque la tengamos tan lejos de nosotros. Además gracias a ellas puedes conseguir mejores resultados en tus flores, plantas y en todas las macetas que tienes en tu hogar. Interesante, ¿verdad?

La luz de la Luna

La Luna tiene diferentes fases y en cada una de ellas emite una luz u otra, algo que afecta directamente a tus plantas. Esto ocurre porque también afecta a las mareas de los océanos y también a las pequeñas cantidades de agua, lo que provoca más humedad en las plantas cuando la luna está llena o que las raíces de las mismas estén más secas cuando la luna está menguante.

La época de siembra

De todos es conocido que la mejor época de siembra es justo antes de la Luna nueva, es decir en la fase que la Luna está creciente. El período de decreciencia es buena para limpiar el jardín de las malas hierbas o de las plantas muertas. Existen algunas plantas que se tendrán que plantar dependiendo de la fase de la Luna para asegurar un buen crecimiento de las mismas.

Cómo la Luna afecta a tus plantas

El poder de la Luna

La luna actúa como un satélite con “poderes” sobre la tierra que influyen directamente en las especies vivas (también en los humanos) y por tanto, también en las plantas. La influencia de la Luna en los elementos naturales de nuestro planeta (tierra, aire, fuego y agua) va cambiando a medida que la luna va pasando por las diferentes fases lunares.

La influencia

Por lo tanto debes recordar que:

– Cuando la Luna está creciente es el mejor momento para sembrar porque el agua se mueve hacia arriba y las semillas crecen meor.

– Cuando hay Luna Llena es la fase donde hay más luz por lo que el crecimiento estará en pleno desarrollo.

– Cuando la Luna está en cuarto menguante y empieza a disminuir el agua y las hojas van hacia abajo y es un buen momento para trasplantar.

– Cuando hay Luna nueva o fase de reposo que apenas hay luz, el crecimiento es mucho más lento.

¿Qué te parece la influencia que tiene la Luna sobre tus plantas? ¿Lo tendrás en cuenta a partir de ahora para cuando tengas que hacer tus trabajos de jardinería?