Cómo lograr que las hormigas no se coman tus plantas
¿Estás cansado de que los insectos muerdan esas plantas y flores que tanto cuidas? Pues entonces no pierdas detalle de lo que vamos a contarte a continuación, especialmente si los animales que están haciéndote la vida imposible son las hormigas.

De hecho, una de las plagas más comunes son las formadas por las laboriosas hormigas. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos para que consigas que estos animales no vuelvan a morder tus plantas. ¿Preparado? ¡Pues allá vamos!

Con hierbas aromáticas

Una de las mejores formas de espantar a las hormigas es utilizando hierbas específicas para tal fin, como son la salvia, la hierbabuena y la menta poleo. También puedes probar a colocar tiza, canela, talco o polvo de curry para marcar un límite en el terreno: las hormigas no pasarán por él porque no les gustan esos aromas.

Cómo lograr que las hormigas no se coman tus plantas

Una rica mermelada

Pero si lo de cultivar plantas aromáticas no ha funcionado, siempre puedes probar con el siguiente remedio casero: mezcla dos cucharaditas de ácido bórico con media taza de mermelada de manzana; colócalo dentro de un frasco de cristal, haz una tapa con un film plástico o similar y haz agujeros con un palillo; y, por último, deposítala en el jardín. Las hormigas se comerán la mezcla pero morirán por la ingestión del ácido. Puedes poner tantos frascos como sean necesarios.

Con agua

Si tus plantas toleran bien el agua, una buena forma de evitar que las hormigas ataquen a tu jardín es regar la superficie de las mismas tanto de noche como de día. Seguro que estos pequeños insectos acaban yéndose.

Cómo lograr que las hormigas no se coman tus plantas

Insecticidas

Como última opción, puedes recurrir a los insecticidas habituales, aunque es importante que tengas en cuenta que estos son tóxicos, así que ten cuidado si los usas en el huerto o en sus proximidades.