Cómo mantener las plantas sanas en huertos urbanos
Ayer te hablamos sobre los riesgos que se puede correr cultivando huertos urbanos, costumbre que se ha puesto muy de moda en los últimos años pero que hay que llevar a cabo con mucho cuidado. Para ayudarte en este aspecto, hoy queremos hablarte sobre cómo mantener las plantas sanas en este tipo de huertos.

Es importante que seamos conscientes de que las frutas y las verduras pueden ser portadoras de agentes patógenos como E.coli, aunque afortunadamente, el riesgo asociado con los productos de un huerto es pequeño. Aún así, es esencial identificar los posibles problemas y aplicar medidas de control adecuadas, manteniendo una higiene adecuada (limpiar restos de plantas para evitar la aparición de enfermedades y plagas o eliminar las partes afectadas de las plantas que ya estén dañadas). Pero aún hay más medidas que tenemos que tenemos que aplicar. ¿Las quieres conocer?

Medidas para mantener las plantas sanas

Para mantener la salud de las plantas también es importante que la parte comestible de ésta no toque el suelo. Además, se debe tener cuidado con la elección del compost en el caso del cultivo de plantas cuyas partes entran en contacto con el suelo. Así, es necesario asegurarse de que se matan los posibles patógenos del compost, alcanzando temperaturas superiores de unos 50º C.

Cómo mantener las plantas sanas en huertos urbanos

Manipulación alimentos del huerto

Por otro lado, cada alimento requiere unas condiciones de alimentación y manipulación propias: el brócoli puede mantenerse en la nevera de tres a cinco días; remolachas, zanahorias y rábanos se mantienen en la nevera de una a dos semanas; las coles de Bruselas aguantan bien en la nevera de uno a dos días; los pepinos pueden almacenarse en el cajón de la nevera hasta una semana, lavándolos bien antes de guardarlos; es preferible consumir las berenjenas después de recogerlas; y, por último, la lechuga y las espinacas pueden guardarse en el cajón de la nevera, no sin antes desechar las hojas exteriores o que están marchitadas.