Cómo matar un árbol
En Jardín Plantas somos unos apasionados de las plantas y árboles y no nos gusta hacer daño a ningún ser vivo. Sin embargo, sabemos que a veces se hace necesario matar a un árbol, especialmente cuando representa una amenaza para nuestra propia seguridad o la de nuestros vecinos porque ha crecido demasiado. A veces también debemos tomar esta drástica decisión porque se necesita espacio o porque se quiere plantar un árbol más pequeño.

Independientemente de las causas, a continuación te explicamos algunos métodos que te ayudarán a conseguir este objetivo cuando ya no te quede otra opción.

Taladro

Una forma de matar a un árbol que esté suponiendo una amenaza es taladrando varios agujeros de alrededor de la circunferencia del tronco del árbol. Después tendrás que llenarlos de fertilizante nitrogenado y, con el tiempo, el hongo crecerá en los agujeros y descompondrá la madera. Se trata de un proceso largo que puede durar alrededor de cuatro o seis semanas. Por otro lado, puedes llenar los agujeros de herbicida cortando un anillo alrededor del tronco.

Clavos de cobre

También es útil perforar la mayor parte de clavos de cobre que puedas en el tronco del árbol, que permitirán que el hongo entre en el árbol y lo descomponga.

Cómo matar un árbol

Sal

Otra forma de matar a un árbol es perforando varios agujeros en el tronco y cualquier raíz expuesta. Después deberás llenar los agujeros con sal gruesa y cubrir con arena o papel de aluminio. Esto matará al árbol en una semana o dos.

Moto-sierra

Eso sí, la mejor manera de matar un árbol es cortándolo de raíz usando una moto-sierra. Sin embargo, es un método que no podrá usarse si el árbol es demasiado grande o hay peligro de daños a la propiedad por la caída de árboles.