Cómo mejorar el drenaje de las plantas en macetas
Seguro que en alguna ocasión te ha ocurrido que, al regar una planta, el agua se ha quedado encharcada en la parte superior de la tierra. Esto suele deberse a que el sustrato no puede evacuar el agua sobrante, lo que a su vez provoca que las raíces se asfixien en el agua estancada. El resultado más probable es que las raíces y, posteriormente, la planta entera, se pudran.

Para que esto no ocurra, hay que facilitar el drenaje del agua. Hoy en Jardín Plantas queremos echarte una mano con esta tarea y, por eso, vamos a darte unos cuantos consejos para mejorar el drenaje de tus plantas en macetas. ¿Estás listo? ¡Pues vamos allá!

Orificios libres

Si cultivas plantas en macetas, es muy importante de que te asegures que éstas tienen un buen drenaje. Para ello, los orificios situados en la base de estos recipientes no deben estar obstruidos. Por otro lado, las plantas que son más sensibles a los encharcamientos deben colocarse sobre unos soportes para macetas. Además, se deben vaciar los platos de las macetas y los recipientes con depósito de agua a menudo.

Cómo mejorar el drenaje de las plantas en macetas

Bolas de arcilla

Además, parar facilitar el drenaje también es buena idea colocar una capa de bolas de arcilla en el fondo de la maceta. Estas bolas de barro aislarán el sustrato del agua estancada y evitarán que la planta se pudra. Si quieres puedes sustituir estas bolas por gravilla o fragmentos de loza.

Sustrato

Además de todo lo anterior, tendrás que escoger el sustrato adecuado, que deberá contener materia orgánica y elementos como la perlita, que permiten la ventilación de la tierra. Además, es preferible que contenga humus, tierra negra de jardín, estiércol descompuesto, caliza y arena de río.