Cómo plantar lechugas
¿Quieres cultivar lechugas en tu huerto? ¡Pues hoy en Jardín Plantas vamos a contarte cómo hacerlo! Las lechugas son hortalizas muy utilizadas en la cocina que pueden encontrarse en diferentes variedades como las romanas, las acogolladas, las de hojas sueltas o las lechugas espárrago.

Si quieres plantar esta hortaliza en tu huerta, lo primero que debes tener en cuenta es que la lechuga es un cultivo de clima fresco que debe ser plantada a inicios de la primavera o a finales de verano. De hecho, en lugares con temperaturas altas, se impide el crecimiento, las hojas pueden ser amargas y se forma el tallo donde se producen flores, que se alarga rápidamente.

Características del suelo

Por otro lado, debes saber que las lechugas deben plantarse en caballones o en banquetas a una altura de 25 centímetros para que las plantas no estén en contacto con la humedad, además de evitar los ataques producidos por hongos.

Cómo plantar lechugas
Debes tener en cuenta que la lechuga requiere un suelo blando, permeable y con abundante materia orgánica. Lo más normal es que se hagan semilleros y luego se trasplanten los plantones al huerto, en hileras con una distancia de un palmo entre planta y planta.

Plantar cada 15 días

Es una buena idea plantar cada 15 días una hilera para cosecharlas más escalonadamente y no encontrar un montón de lechugas de golpe. Además, te recomendamos plantarlas junto a zanahorias, coliflor, pepino, fresa, puerro o rábano y lejos del apio o el perejil.

Cómo plantar lechugas

Riegos y atado de las hojas

Por otro lado, debes tener en cuenta que las lechugas requieren de dos riegos semanales como mínimo. Un exceso de riego, especialmente en suelos pesados, puede producir enfermedades, crecimiento lento y quemaduras en los bordes de las hojas.

Si quieres que las hojas de las lechugas estén más blandas y tiernas, puedes atarlas 4 o 5 días antes de arrancarlas, aunque pierden fuerza y vitamina D.