Cómo podar las ramas con un serrucho
La poda es uno de los cuidados básicos en el jardín, pudiendo ser muy diferente según el tipo de árbol, arbusto o planta que hayas cultivado. Hay algunos ejemplares que no necesitan ser podados más que para quitar las partes viejas o estropeadas, mientras que otros necesitan varias podas al año y de diferentes tipos para poder desarrollarse correctamente.

Si tienes muchos árboles en el jardín te vendrá genial tener una sierra eléctrica, una herramienta muy cómoda para podar de forma eficaz, rápida y sencilla. Si tienes pocos árboles, entonces la mejor opción será tener un serrucho ya que la inversión en la sierra eléctrica no será rentable. Eso sí, el serrucho a utilizar debe tener potentes dientes, ser sencillo de manejar y tener poco peso.

Podar con serrucho

El serrucho te permitirá podar las ramas que molestan en zonas de paso, que están dañadas, que han tomado una dirección que no es la que quieres o bien que han sido atacadas por alguna plaga. Para poder hacer la poda de forma correcta, debes saber que tienes que empezar a cortar por la parte inferior de la rama, profundizando hasta que el corte sea de unos 5 centímetros para después terminar desde la parte superior de la rama.

Importante

Cómo podar las ramas con un serrucho
Es importante que utilices siempre herramientas que estén muy bien afiladas y que cuando termines las limpies muy bien, especialmente si has eliminado ramas atacadas por plagas, ya que de lo contrario podrías contagiar otro árbol al ir a podarlo. Por último, también es recomendable que cuando compres el serrucho sea uno que tenga guarda, que es un trozo de plástico que protege los dientes mientras lo tienes guardado y así durará mucho más tiempo.