Cómo potenciar la floración de las plantas
Con lo que cuesta mantener los cuidados de nuestras plantas durante todo el año para conseguir su perfecto desarrollo, el momento de la floración es la culminación y el fruto de nuestros esfuerzos.

Sin embargo, poco más que tres o cuatro meses nos dura esta alegría, porque con la llegada de los meses más frescos del año nuestras apreciadas flores desaparecen…

Si desearías que la floración de tus plantas comenzase antes y durase más tiempo, ¡pon en práctica algunos de nuestros consejos!

Para empezar es imprescindible que mantengas a rajatabla los cuidados esenciales de cada ejemplar con el fin de que se desarrollen al máximo y florezcan abundantemente. Además, es recomendable que abones cada diez o quince días con un producto que aporte fósforo y potasio.

Cuando la planta se encuentra en plena época de floración debes estar muy al tanto de las flores marchitas, pues si no las eliminas la planta seguirá enviando sus nutrientes a ésta (incluso más de lo habitual) para intentar recuperarla.

Las hojas y flores marchitas también atraen a insectos, plagas y enfermedades, por lo que es imprescindible eliminarlas para que el resto de la planta no se vea afectada y por tanto sus flores duren sanas más tiempo.

Cuidado con el riego, pues la creencia de que a más agua más bella y abundante será la planta es falsa, y es que además un exceso de agua puede incluso pudrir las raíces si no son capaces de absorberla por completo. A decir verdad, el riego favorece el crecimiento del follaje y no de las flores.

En mayor o menor medida, la luz solar es vital para el perfecto desarrollo de cualquiera de nuestros ejemplares. Si no dispones de luz suficiente, si quieres que las flores y plantas crezcan más rápido o que se mantengan durante más tiempo puedes utilizar también algunos focos artificiales para proporcionarle más luz. Eso sí, ten en cuenta que cuanta más luz le proporciones más necesidad de riego y nutrientes tendrá la planta.