Cómo preparar el huerto para los cultivos de verano
El buen tiempo no ha llegado del todo, a pesar de que estamos rozando junio, el mes que da inicio al verano. Sin embargo, las buenas temperaturas no tardarán en hacer acto de presencia. Por eso, es el momento de preparar el huerto en el jardín o terraza, cruzando los dedos para que no vuelva a haber riesgo de heladas, como en las últimas semanas.

Lo primero que debes tener en cuenta es que puedes conseguir plantones o plántulas de especies hortícolas en los centros de jardinería, siempre con cepellón, en macetas o alvéolos de siempre. Así que no tardes en acudir a tu centro de jardinería y comprar las plantas que desees cultivar durante todo el verano, como los pimientos, fresas, tomates, pepinos, berenjenas… Debido a las altas temperaturas que comenzaremos a tener en breve, su crecimiento será rápido.

Preparar los contenedores

Es importante que plantes a primera hora o a última hora, evitando hacerlo con el sol apretando en todo lo alto. Una vez tengas esto claro, prepara los contenedores donde se van a realizar las plantaciones, buscando aquellas más grandes para las plantas más grandes, como los tomates o las berenjenas, y las profundas para las patatas o para las hortícolas de raíz.

Cómo preparar el huerto para los cultivos de verano

Preparar el suelo

Si vas a plantar directamente en la tierra, deberás escoger un lugar soleado, preferiblemente rodeado de una valla para evitar que entren los animales. Después deberás preparar el suelo, eliminando las malas hierbas y cavando la tierra con una azada para esponjarla y facilitar su oxigenación. También es crucial abonarla y, cuando el suelo confiera una homogeneidad aparente, será el momento de empezar a plantar los ejemplares más jóvenes.

Cómo preparar el huerto para los cultivos de verano

Consejos

Para que las plantas crezcan con soltura no debes plantarlas muy juntas. Por otro lado, debes tener en cuenta que, aunque el riego es necesario, debes evitar el encharcamiento para que no acudan las plagas. Y si quieres evitar que los pájaros se lleven las plantas tiernas, coloca un espantapájaros.