Cómo preparar un huerto urbano
Si eres seguidor de Jardín Plantas, te habrás dado cuentea de que llevamos unos días hablándote de los huertos urbanos. Y es que se ha descubierto que este tipo de cultivos tienen una serie de riesgos que es importante conocer y combatir. Por ese motivo ayer quisimos darte algunos consejos para mantener las plantas sanas en este tipo de huerto y hoy vamos a explicarte cómo prepararlo.

A la hora de plantar un huerto casero debe evitarse el uso de áreas en las que pueda haber animales para evitar la transmisión de patógenos, parásitos y virus de sus heces. De la misma forma, tendrás que evitar que perros y gatos utilicen la zona de cultivo como lugar para orinar o defecar. Además, es importante vigilar la presencia de compost, ya que también es fuente de patógenos. También debes saber que es importante escoger una zona soleada para potenciar el crecimiento de las plantas y para reducir el exceso de humedad, lo que ayudará a reducir el desarrollo de mohos y bacterias. Una vez hayas elegido la zona donde instalar tu huerto urbano, podrás ponerte manos a la obra con su preparación. ¿Quieres que te echemos una mano?

Cómo preparar un huerto urbano

Maleza y drenaje

Una de las primeras cosas que tendrás que hacer para preparar tu huerto es quitar las malezas de la tierra, que debe tener un buen drenaje. Si vas a plantar en una maceta, ésta no deberá acumular agua en el fondo.

Cómo preparar un huerto urbano

Riego y rotación

Por otro lado, tendrás que utilizar siempre agua potable para regar. Piensa que el agua es uno de los principales vehículos de transmisión de patógenos a los productos frescos. Además, debes tener en cuenta que el riego por goteo minimiza el contacto en el agua y las partes comestibles de la planta y, por tanto, se reduce la contaminación. También es importante rotar los cultivos, especialmente si quieres evitar el uso de pesticidas.