Cómo prevenir hongos en el rosal
Por desgracia, muchas plagas y enfermedades acechan a las plantas y todo tipo de árboles o jardines que puedas tener en tu hogar. En esta ocasión te traigo unos consejos sobre cómo prevenir hongos en el rosal. Las rosas son presa fácil y podrías verte obligada a utilizar productos químicos que terminarían por dañarlas, así que toma nota:

- Elige variedades de rosas que sean resistentes a las enfermedades, como los rosales tipo Arbustivos o los Antiguos.

- Cultívalos bien sin descuidar ningún riego ni tratamiento, así conseguirás que crezcan totalmente sanos.

- Cada tipo de rosal necesita una poda diferente, así que infórmate bien cuando vayas a comprarlo para saber qué poda debes hacerle.

- Evita mojar las hojas y que permanezcan húmedas durante la noche, ya que eso favorece la aparición de hongos.

- Analiza las hojas cada cierto tiempo para ver si las hojas están sanas.

- Elimina cualquier parte que esté en mal estado, muerta o infectada.

- En otoño, retira las hojas que se hayan caído y estén en el suelo, ya que pueden contener esporas de hongos que infectarán al resto de la planta en primavera.

- Una vez al mes aplícale un fungicida sistémico para prevenir los hongos en las rosas y en las hojas de los rosales.

- Las hojas de los rosales que tienen un polvillo blanco están infectadas con el hongo Oidio y tienes que tratarlo con un fungicida antiodio cada 10 ó 15 días.

- Controla bien el pH de la tierra o sustrato, debe estar entre 5.5 y 6.5, si es más bajo añádele caliza molida. Si es más alto, riégalo con agua mezclada con sulfato de hierro a razón de dos gramos por cada litro de agua, ayudará a acidificar la tierra.

- Si abonas el rosal en exceso será más susceptible de tener hongos, así que ten cuidado con no pasarte y sigue las instrucciones de abono del envase o del especialista que te lo haya vendido.