Cómo proteger las plantas de invernaderos de las plagas
Los invernaderos ofrecen a los productores un ambiente favorable para la producción de frutas y hortalizas. Sin embargo, también es cierto que crean un hábitat favorable para insectos. A diferencia de cultivos a campo abierto, las plagas de hortalizas en invernaderos no sufren las vicisitudes de las inclemencias del tiempo, depredadores naturales o parásitos. Consecuentemente, si estas plagas no se controlan, pueden reproducirse rápidamente y causar grandes daños a la producción.

Entre las plagas más comúnmente encontradas en la producción de tomates, lechugas y pepinos en invernaderos, están los áfidos, la mosca blanca de invernadero, los minadores de la hoja, los minadores del tomate, el escarabajo del pepino, los trips, y los ácaros, entre los que destaca la araña roja.

Control biológico

Para controlar las plagas en invernaderos, son necesarios la sanitación, trasplantes libres de insectos, ventilas protegidas con mallas, inspecciones diarias de plantas y la asolación.

Cómo proteger las plantas de invernaderos de las plagas
También es aconsejable el control biológico. Las trampas amarillas adhesivas ayudan a mantener las moscas blancas adultas y los áfidos bajo control. Por otro lado, se recomienda el uso de catarinitas u otros depredadoras, al igual que insecticidas naturales.

Temperatura y humedad

También debes tener en cuenta que las temperaturas sobre 29ºC y bajo 15ºC retardan el desarrollo de las plagas. Además, una humedad relativa alta o baja también retarda el desarrollo de ciertas plagas. De la misma forma, el rociado del follaje durante el día ayuda a desplazar los áfidos, los minadores de hojas adultos así como la mosca blanca adulta. El uso de abanicos de ventilación o el uso constante de ventiladores circulatorios, y el uso de rociadas sobre las plantas, también desanima la colonización de mosca blanca y minadores adultos.

Plaguicidas

Por último, a la hora de utilizar plaguicidas, debes saber que la mayoría son sensibles a rayos UV, por lo que cuanto más cercano al atardecer se apliquen, más efectivo será el tratamiento