Cómo pueden ayudarnos los niños con el jardín
¡Ya estamos en primavera! Ha llegado el momento de que las plantas despiertan de su letargo invernal y, por tanto, de aumentar las tareas en el jardín. Desde luego, este tipo de trabajos son ideales para hacerlos en familia y no solo porque a los niños les encante jugar con la tierra y ensuciarse, sino porque la naturaleza es vida y transmite tranquilidad, salud y bienestar.

Es importante dejar que los más pequeños de la casa tomen contacto con la naturaleza y enseñarles a cuidarla y quererla. Esto les ayudará a ser más responsables, sensibles y, por si fuera poco, aprenderán una nueva actividad de forma divertida. ¿Quieres saber cómo pueden ayudar los pequeños en el jardín? A continuación te damos algunas pistas.

Tareas simples

Tareas tan sencillas como regar las plantas o quitar las hojas secas pueden servir para que el pequeño haga la primera toma de contacto con el mundo de la jardinería. También es buena idea dejarles que elijan una planta que dé flores para que puedan ver la evolución de ésta desde que la siembren hasta que florezca. Por supuesto, no hace falta tener jardín, una maceta puede ser suficiente para motivarle con la tara.

Cómo pueden ayudarnos los niños con el jardín

Protección

Es muy importante que se coloquen unos guantes, pero no hay que preocuparse de que se manchen, ya que está bien que estén totalmente en contacto con la naturaleza. Eso sí, es importante que un adulto esté siempre al lado para evitar posibles riesgos. Además, es recomendable no utilizar herramientas para podar y vigilar a la hora de abonar las plantas, ya que los productos que se utilizan pueden ser tóxicos.

Huerto

Otra buena idea es crear un pequeño huerto en el jardín o en la jardinera y plantar tomates, lechugas, pimientos, guisantes, judías… Lo mejor es que podrás cocinar los alimentos al recogerlos, algo de lo que los niños se sentirán muy orgullosos.