Cómo regar con agua de mar
Aunque el agua es un bien escaso que debemos cuidar tanto por motivos medioambientales como económicos, en el cuidado de jardines a menudo se desperdicia por falta de precaución o conocimiento. Afortunadamente, cada vez van apareciendo más métodos que permiten no desaprovechar la escasa agua del planeta.

Uno de estos novedosos métodos consiste en aprovechar el agua del mar para el riego. Para lograrlo solo es necesario quitar la sal. Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

Un método interesante

Para quitar la sal del agua de mar deberás colocar el agua en barreños u otros recipientes, dentro un vaso, cubrir el recipiente con un plástico y poner una piedra u otro objeto que sirva de contrapeso sobre el vaso. Después tendrás que colocar todo el conjunto bajo el sol para que el agua se evapore y vaya hacia el plástico.

Debido al desnivel ocasionado por el peso de la piedra, el agua resbala y termina dentro del vaso. De este modo, el agua del vaso carecerá de sal y se podrá usar para el riego. Podrás ver más claro el procedimiento en el vídeo que te mostramos a continuación, un cortometraje que participó en el I Festival de Microcortos auspiciado por la Universidad Católica de Murcia

Casi por goteo

Otro sistema para aprovechar el agua del mar consiste en colocar varios recipientes llenos de agua de mar alrededor de la planta. A continuación se pone encima de cada uno una cubierta de plástico, de modo que el agua se evapora y desde el plástico resbala hacia el suelo.

Cómo regar con agua de mar
De esta forma todo el suelo que rodea la planta se nutre de agua destilada por el sol. Puedes ver esté método con más detalle en el siguiente vídeo.