Cómo regar las plantas en macetas
Lógicamente, para reglar las plantas que se encuentran en macetas no se deben seguir los mismos pasos que para las de tierra, ya que estos objetos administran la humedad de manera diferente. Es muy importante saber cómo y cuándo hidratarlas para su buen crecimiento y desarrollo. ¿Quieres saber cuáles son las mejores condiciones para tus plantas y minimizar el gasto de agua?

Las macetas mantienen el agua de riego durante un período de tiempo diferente y, además, hay que tener en cuenta su composición. En cuanto a las macetas plásticas, lo normal es que conserven más el calor, por lo que es mayor la evaporación de la humedad de la tierra. Por otro lado, las de terracota retienen menos la humedad interior pero mantienen la tierra a más baja temperatura y más estable. ¡Conoce un poquito más!

Lo más recomendable es que el riego en maceta sea más regular y habitual que en las plantas del jardín, aunque tampoco es adecuado inundar la maceta. Tienes que tener mucho cuidado de mantener una correcta humedad de la tierra y no someter a la planta a periodos de sequía o a una hidratación repentina.

Cómo regar las plantas en macetas
Un método ideal para las personas con poco tiempo o que se ausencian durante temporadas, es el riego por goteo. Puedes encontrar todo lo necesario para instalar fácilmente este tipo de sistema en cualquier tienda relacionada con la jardinería.

Si quieres saber en qué momento exacto es necesario regar las macetas, puedes averiguarlo introduciendo un dedo para comprobar que no haya agua estancada ni mucha humedad. Por otro lado, tampoco debe estar absolutamente seca aunque, si esto ocurre, puedes remover un poco la tierra para hacer el riego más efectivo.

Lo más recomendable es que riegues a última hora de la tarde o a primera hora de la mañana, cuando la temperatura ambiente es fresca. De esta manera, se propicia un mejor riego, menos estrés para tus plantas y menos derroche de agua.