Cómo regar los árboles
Los árboles le dan muchísima vida a tu jardín, además de que muchos de ellos pueden también dar un fruto y servirte para poder cocinar o alimentarte con él. Deben regarse siempre que sea necesario, pero no más ya que un riego excesivo provoca que las raíces se asfixien y se pudran, además de que gastarás agua innecesariamente y no conseguirás nada productivo.

El riego de los árboles va en función de determinados factores, así que toma nota de estos consejos para regar los árboles y que puedas sacarles el máximo partido:

– Tamaño del árbol: Un árbol pequeño siempre necesita menos agua que uno grande ya que tiene muchas menos hojas que alimentar.

– Época del año: En primavera siempre necesitan más agua que en invierno ya que es cuando están en plena actividad. Cuando están en plena floración también consumen mucho más.

– Suelo: Los suelos húmedos que retengan más agua necesitarán menos riego para poder vivir, mientras que los suelos más secos o arenosos necesitan más ya que el agua no se almacena correctamente.

– Ambiente: También influye lo que le rodea, como que si está al sol necesita más agua que si está a la sombra, al igual que si hace más calor o más viento también necesita más agua.

– Clima continental: Si vives en una zona con este tipo de clima, los árboles necesitarán unos 10 riegos entre los meses de mayo y septiembre para poder vivir sin ningún problema.

– Clima mediterráneo: Con este clima necesitas 12 riegos entre marzo y septiembre.

– Clima atlántico: Es el que menos riegos necesita ya que lloverá más y estarán más húmedos e hidratados. Será suficiente con 5 riegos en los meses veraniegos de junio, julio y agosto ya que es cuando más rápido absorberá el agua a causa de las temperaturas más altas.