Cómo regar tus plantas de forma automática
Al leer este título es posible que hayas pensado que si no se lo pides a un vecino o a alguien de confianza resulta imposible regar las plantas si tú no estás en casa, ¿verdad? ¡Pues no es así! Existen algunos métodos que van muy bien y que no hará necesario que te tengas que teletransportar o dividir en dos. Bromas aparte, estoy segura que te encantará conocer estos secretos para que tus plantas no se mueran mientras tú no estás en casa.

No es necesario que compres sofisticados artilugios para regar tus plantas mientras no estás, con un poco de ingenio podrás crear tus propios artilugios caseros para que tus plantas sigan vivas y fuertes cuando vuelvas de tus vacaciones o de tus asuntos laborales. ¡No pierdas detalle de estas ideas!

Efecto invernadero

Sólo tendrás regar tu planta, cubrirla con una bolsa y pegar la bolsa con una cinta a la maceta para que quede bien sujeta (la bolsa no tendrá que tocar las hojas). Este secreto para tener a tus plantas regadas es sencillo porque conseguirás que el agua que se evapore de ella se quede adherida a las paredes de la bolsa e irá cayendo poco a poco a la planta como si fueran gotas de lluvia, así que se puede decir que se irá regando ella solita. Recuerda que no debe darle el sol directamente.

Cómo regar tus plantas de forma automática

Sistema de riego gota a gota

Este sistema de riego es muy efectivo y la planta que es muy sabia irá cogiendo el agua que va necesitando. Necesitarás una botella de vidrio con un tapón de corcho al que deberás agujerear, pero veo más práctico coger una botella de plástico de unos 5L y hacerle agujeros en su tapón de rosca para que pueda gotear el agua.

Una vez que lo tengas tendrás que poner la botella boca abajo enterrando la parte de la cabeza de la botella, de esta manera habrás logrado un sistema de riego gota a gota casero así la planta irá adsorbiendo el agua que vaya necesitando mientras no estés en casa.

Este mismo sistema lo puedes hacer también pero en lugar de poner agujeros en el tapón puedes clavar un palito o pajita y enterrarlo en la tierra, el efecto será el mismo que el anterior.

¿Qué te parecen estas formas sencillas y caseras de regar tus plantas cuando no estén en casa? Sin duda al menos estarás tranquilo sin tener que pedir favores a los vecinos.