Cómo reproducir una begonia
Si tienes una begonia muy linda y te gustaría reproducirla para embellecer tu casa o para regalar un ejemplar a algún familiar. Mediante el esquejado, puedes conseguir nuevas plantas con las mismas características de la planta “madre”. Sólo debes seguir estos sencillos pasos: Corta una hoja grande y sana, y retira el tallo que la une a la planta.

Luego, realiza algunos cortes en los nervios principales de la hoja. Sitúa la hoja sobre una bandeja con tierra húmeda y sujétala con alambres doblados para que los cortes queden siempre en contacto con el substrato (también puedes sujetarla con piedras).

Deja la planta con su maceta en un sitio luminoso y fresco, asegúrate de que el substrato mantenga un poco de humedad. Al cabo de unas semanas verás aparecer hojas nuevas donde habías hecho los cortes en los nervios, mientras verás que la hoja original se va deteriorando. Espera a que las nuevas hojas crezcan algo más, luego puedes trasplántalas a las jardineras.

Puedes realizar este procedimiento de esquejado con cualquier tipo de begonia, pero te resultará más fácil con la Begonia Rex. Ahora ya has aprendido a multiplicar una begonia para tener muchas iguales. Sin duda, sus flores son muy bonitas por su color alegre.