Cómo sacarle el máximo partido al agua de riego
El agua es un bien escaso que hay que conservar lo máximo posible, y desde luego no derrochar en ningún momento ni en ninguna tarea por mucho que la requiera. Si tienes en tu casa varias plantas o un jardín con árboles, plantas o arbustos, debes tener mucho cuidado con las cantidades de agua que utilizas para mantenerlos, no solo por motivos medioambientales sino también porque un exceso de riego puede estropear cualquier planta.

Es muy importante aprovechar al máximo cada gota, ya que así también ahorrarás en la factura. Si no prestas atención al agua que consumes en el jardín o en el cuidado de las plantas, será un verdadero despilfarro. Toma nota de unos cuantos consejos para poder sacarle partido al agua de riego:

Ahorra agua

– Elige bien las especies: elige especies que sean autóctonas o que sean adecuadas para el clima e la zona en la que vives. Tienen que ser especies de las que conozcas sus necesidades de humedad, temperatura, viento, luz, agua… y, por supuesto, que éstas se adapten a las de tu zona.

– Agrupa las plantas: otra buena idea es agrupar las plantas según sus necesidades de riego, creando así diferentes microclimas. Utiliza plantas tapizantes para que se conserve mejor la humedad en el sustrato y así no haya que regar mucho.

Cómo sacarle el máximo partido al agua de riego
– Horarios de riego: evita el riego en las franjas horarias más calurosas, especialmente durante primavera y verano, así el agua durará más. Lo ideal es regar a primera hora de la mañana, la última de la tarde e incluso por la noche. En este último caso, es la mejor opción si tienes aspersores automáticos.

– Niveles de riego: deben ser bajos para que el terreno no se encharque, ya que así no solo la planta estará más sana sino que deberá profundizar más sus raíces para buscar nutrientes. Si les das demasiada agua, se irán acostumbrando y cada vez querrán más.