Cómo segar el césped
El césped tiene una serie de cuidados indispensables para su correcto desarrollo y mantenimiento. Uno de estos cuidados es la siega, necesaria para que el tamaño del césped sea siempre el adecuado. La frecuencia va en función de la época del año, siendo suficiente segar una vez por semana en verano, una vez al mes en invierno y 2-3 veces al mes en primavera y otoño.

También hay que tener en cuenta el tipo de césped para saber con qué frecuencia segarlos. Por ejemplos, los que hay en el campo de golf se tienen que segar casi todos los días durante el verano, y los que son muy ornamentales necesitarán que los siegues cada 3 días durante el verano. Para que sepas cuánto segar, la altura de la hierba debe ser siempre de 5 centímetros, aunque los céspedes más finos tienen 2 cms.

Consejos para segar

– Es muy importante que tengas en cuenta que no puedes segar el césped cuando esté mojado.

– Las cuchillas de la segadora tiene que estar siempre muy bien afiladas ya que de lo contrario dejarían flecos en los extremos de las hojas.

– Si el césped ha sufrido un ataque de hongos, debes limpiar las cuchillas y la carcasa de la segadora con un fungicida. Con eso evitarás que se siga transmitiendo el hongo.

Cómo segar el césped
– En cuanto a la cantidad a cortar, ya comenté más arriba en qué cantidad debe quedarse, pero hay alguna excepción. Si la hierba ha crecido mucho, nunca puedes cortar más de la tercera parte de la hoja. En ese caso, vuelve a cortar unos días después para dejarlo en la longitud que le corresponde.

– Recoge los restos del cajón de la segadora, es muy importante ya que si los tiras en el jardín pueden hacer que se forme fieltro o que aparezcan hongos. Además, no sería nada bonito.

– Si quieres tener un césped que necesite pocas siegas, evita plantar especies que sean de crecimiento rápido. La especie Zoysia Japonica es la más indicada en este sentido ya que que su crecimiento es muy lento y hay que segarla muy pocas veces.