Cómo separar ambientes con plantas
Las plantas son elementos vivos que pueden aportarle belleza a tu hogar, acercándote a la naturaleza y brindándote un montón de beneficios estéticos y psicológicos, como la reducción del estrés. Pero además de constituir una bonita manera de alegrar y darle vitalidad a los hogares, logrando ambientes más acogedores, pueden servir para otras muchas cosas, como para separar ambientes.

Si hace unos años lo único que se tenía en cuenta para separar ambiente eran las paredes y los tabiques, hoy en día se prefieren los espacios más diáfanos y amplios. Así, hoy en día se utilizan diferentes soluciones para dividir espacios, tratando de no aislar. Las plantas, por ejemplo, son perfectas para este fin, ya que consiguen una doble función: distinguir un espacio de otro y lograr que éste sea estético y agradable para los sentidos.

Plantas grandes

Si te decantas por esta opción para separar ambientes en el hogar, deberás optar por plantas razonablemente grandes y, preferiblemente, acompañadas de una agradable maceta en madera o fibra vegetal, por ejemplo. El ficus, la palmera o las dracenas quedarán muy bien, aunque hay que tener cuidado de las corrientes de aire.

Cómo separar ambientes con plantas

Plantas naturales o artificiales

Las plantas pueden ser tanto naturales como artificiales, ya que hoy en día la imitación está muy mejorada y pueden conseguirse diseños muy sofisticados, atractivos y con un aspecto súper fresco, aunque si quieres notar los efectos positivos de tener plantas en el interior del hogar, no te quedará más remedio que decantarte por la primera opción. Eso sí, para ambientes que no reciban mucha luz, lo mejor son las plantas de plástico, ya que las frescas no podrían sobrevivir. Pero si te resistes a utilizar plantas artificiales, te recomendamos el helecho, la fitonia y el calanchoe.

Cómo separar ambientes con plantas

Plantas colgantes

Las plantas colgantes también son muy útiles, ya que con ellas se crea una cortina divisoria. Las que mejores resultados ofrecen son la hiedra, verbena, gitanilla y la begonia, entre muchas otras, ya que se extienden rápidamente y son resistentes. Además, son muy recomendables las hierbas aromáticas.