Cómo trasplantar arbustos
Si el otro día te dimos algunos consejos para trasplantar cactus hoy queremos seguir hablándote de los trasplantes, aunque en esta ocasión en relación a los arbustos. En este caso, es muy importante tener en cuenta las condiciones del jardín donde se van a plantar, ya que el traslado significa sacar al ejemplar de su entorno para llevarlo a otro nuevo.

Si tienes que trasplantar un arbusto, ya sea por necesidad del ejemplar o por fines estéticos, es esencial que el lugar escogido no reciba la incidencia directa de los rayos del sol durante muchas horas al día, de la misma forma que no deben recibir muchas corrientes de aire. Además, es importante revisar el jardín y comprobar que las plantas que se localicen alrededor del lugar escogido no hayan sufrido el ataque de plagas de manera reciente. Para que el trasplante finalice con éxito, además, hay que seguir las siguientes recomendaciones.

Preparación

Tras comprobar lo que te hemos comentado anteriormente, es importante que prepares el lugar donde vas a poner la planta. La tierra debe estar sana. Además, es recomendable añadir algún abono natural, evitando los fertilizantes químicos hasta que haya pasado un tiempo prudencial.

Cómo trasplantar arbustos

Cuidado con el cepellón y las raíces

Es importante que el lugar donde se vaya a colocar la planta sea lo suficientemente grande para que quepa todo el cepellón. Por supuesto, se debe retirar con el mayor cuidado para evitar que se rompa y se dañen las raíces. Si el cepellón estuviera muy pegado a la maceta, puede usarse un cuchillo. Por otro lado, se deben revisar las raíces, desenredarlas si están muy enmarañadas y cortar las partes que estén demasiado secas o deterioradas.

Después del trasplante

Tras el trasplante, es esencial regar la planta de manera abundante para favorecer que el arraigo del ejemplar en su nueva colocación sea lo más rápido posible.