Cómo trasplantar rosales
Las rosas son las flores favoritas de muchos amantes de la jardinería. Por eso, son muchos los que conocen los cuidados del rosal al dedillo. Lo que no sabe mucha gente, sin embargo, es qué hay que hacer en caso de tener que trasplantar esta planta.

Si tú eres uno de los que desconoce cómo se debe trasplantar a un rosal en caso de que deba cambiarse de maceta, no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación. ¡Te será de gran ayuda!

Para crecer con normalidad

Aunque las rosas son muy comunes en los jardines, también es muy habitual verlas plantadas en macetas. Sin embargo, éstas suelen quedarse pequeñas a medida que los rosales van creciendo. Cuando esto ocurre es necesario trasplantar la planta para que tenga espacio para las raíces y, así, pueda seguir creciendo con normalidad.

Cuándo trasplantar los rosales

El mejor momento para trasplantar los rosales es cuando su crecimiento está inactivo. Así, lo mejor es hacerlo a principios o mediados de la primavera. Además, lo mejor es escoger días nublados, con sol, en los que creas que va a llover.

Cómo trasplantar rosales

Cómo trasplantar paso a paso

Es buena idea que unos días antes de trasplantar tu rosal, prepares una maceta del tamaño adecuado con la tierra y los abonos correspondientes. El día del trasplante, haz un agujero en el centro para que quepan las raíces, pero un pelín más grande para que no queden aplastadas. En cuanto a la profundidad, deberá ser la suficiente para poner las raíces sin problemas.

A continuación, en la maceta donde aún está tu rosal, deberás marcar un círculo alrededor de la planta para que sepas donde cavar, tarea que deberás hacer poco a poco, sin tocar las raíces. Una vez hayas desenterrado la planta, solo deberás levantarla y ponerla en la tierra fresca. Lo mejor es que añadas abono y vitaminas. Además, mientras la pasas de un sitio a otro y luego la tapas, deberás regarla bien.