Cómo utilizar las plantas culinarias
Las plantas culinarias son aquellas plantas que se utilizan en la cocina para darle sabor a las comidas como guisos, salsas, sopas, carnes, ensaladas o postres. Las más utilizadas son la albahaca, cebollino, cilantro, eneldo, estragón, hierbabuena, laurel, menta, orégano, perejil, romero, tomillo, salvia o perillofo.

Las puedes cultivar en la propia cocina o en una terraza o balcón si no tienes jardín y así podrás conseguir una gran variedad de sabores para que tus platos sean más especiales. Son ideales para darle sabor a alimentos suaves como el pollo o los huevos y también para rebajar el exceso de sabor de otras comidas muy grasas como el cerdo. Toma nota de los usos de las plantas culinarias según su especie:

– Puedes utilizar unas ramitas de romero en cualquier barbacoa o carne a la plancha que hagas.

– La albahaca va genial en las ensaladas, especialmente en las que llevan tomate y mozzarella.

– El laurel va muy bien en algunos postres, como por ejemplo las natillas.

– Si quieres darle un sabor especial al pollo ponle un poquito de perejil y tomillo además del clásico chorrito de vino. El perejil también te va muy bien en ensaladas, especialmente en las que llevan patatas.

– El eneldo es perfecto en semillas para sopa pescado fuerte, mientras que las hojas son ideales para las sopas de pescado que son suaves y también para cualquier sopa de verduras.

Hay una mezcla de hierbas que se llama bouquet garní y que es ideal para combinar con diferentes carnes. Para la ternera utiliza partes iguales de tomillo, romero, ajedrea, perejil y piel de naranja, mientras que si la quieres para cordero pon lo mismo pero en vez de naranja que sea menta. Para el cerdo utiliza salvia, tomillo y mejorana, y si la quieres para cualquier ave utiliza perejil, tomillo, estragón, mejorana y un par de hojas de laurel.