Cómo utilizar las plantas de interior en tu beneficio
Está claro que las plantas de interior nos aportan grandes beneficios que debemos aprovechar para sentirnos mejor cada día. Uno de los beneficios principales que nos aportan es que nos limpian el oxígeno de nuestro hogar y podemos respirar un aire mucho más limpio. Además y por supuesto también nos aportarán alegría y bienestar porque nos hacen sentir que estamos más cerca de la naturaleza ¡porque somos parte de ella!

Pero también podemos utilizar las plantas de interior en nuestro beneficio, ¿cómo? ¡Ellas nos ayudan a limpiar el hogar de las sustancias químicas y nocivas! No pierdas detalle porque las plantas te ayudarán a estar más sano y a tener un hogar más saludable.

Demasiados químicos en el aire

Todas las plantas de interior de algún modo u otro tendrán un efecto beneficioso sobre la calidad del aire del interior de tu hogar porque crean una conversión del dióxido de carbono en oxígeno mediante el filtrado de sustancias químicas que son nocivas en el aire y para la salud de las personas.

Compuestos como el amoniaco, formaldehído, benceno se pueden generar a partir de materiales tan cotidianos y que todos tenemos en nuestro hogar como los muebles, las telas, pinturas, productos de limpieza e incluso con ambientadores. Por eso a continuación quiero ayudarte a eliminar estos productos químicos mediante el uso de plantas de interior.

Cómo utilizar las plantas de interior en tu beneficio

¿Cuántas plantas necesitas?

Primero tendrás que pensar el número de plantas que necesitas dentro de tu hogar para que tu aire esté más limpio. La recomendación general es que se tenga una planta de interior cada nueve metros cuadrados de superficie de la casa. Así las plantas, al estar repartidas por la casa estarán limpiando el oxígeno de productos químicos el máximo posible.

Reducir la emisión de compuestos nocivos

Es importante que se reduzcan en casa la emisión de compuestos nocivos tanto como sea posible. Por ejemplo el humo del tabaco, las fibras sintéticas, las pinturas, los barnices, los disolventes son contribuyentes a crear en el aire benceno y formaldehído. Para conseguirlo es mejor fumar al aire libre, y cuando tengas que usar pinturas, barnices o disolventes, mejor hacerlo en un recinto al aire libre o tener las habitaciones bien ventiladas.

Debes saber que tanto el benceno como el formaldehído, entre otros contaminantes pueden causar daños en el sistema nervioso y en el sistema respiratorio. Además algunos pueden ser hasta cancerígenos. Es por esto que resulta imprescindible tener el aire del hogar bien limpio siempre.