Cómo utilizar un treillage en el jardín
Hoy entramos oficialmente en el verano, lo que supone que ya comienza de verdad el buen tiempo y que podremos disfrutarlo los próximos meses. Si tienes algún espacio exterior como un jardín, una terraza o un patio, le irá genial un elemento decorativo que se llama treillage y que además es muy funcional y servirá para separar ambientes o conseguir privacidad en alguno de ellos.

Un treillage es uno de los muchos elementos que puedes utilizar para la decoración de tu jardín, siendo además una de las estructuras más utilizadas en cualquier época y que con el paso del tiempo se han ido adaptando a los cambios en decoración para conseguir diseños más originales y llamativos. En su momento nacieron para ser el lugar en el que se sostuvieran las trepadoras y enredaderas, pero poco a poco se fueron convirtiendo en un importante activo decorativo. Toma nota de las características de los treillage:

– Son muy llamativos y visuales, con lo que podrán integrarse perfectamente en cualquier decoración o ser la parte principal de la misma.

– Suelen ser de madera pero también los puedes encontrar en otros materiales que son más ligeros y que permiten una instalación más sencilla. De todas formas, los de madera no son muy difíciles de instalar y merece la pena el esfuerzo ya que son mucho más bonitos.

– Te ayudan a conseguir intimidad en algún ambiente, creando espacios cerrados pero que a la vez tendrán algo de visibilidad gracias a los cuadraditos que los forman. Se pueden crear efectos muy interesantes.

– Son la mejor opción para decorar algún muro con trepadoras o enredaderas ya que podrás cubrirlos totalmente y quedarán muy bonitos.

– Pueden pintarse para que estén más personalizados, así que aunque no lo encuentres en el color que quieres siempres puedes darle una mano de pintura y quedará perfecto.

– Por último, es recomendable comprarlos siempre de buena calidad ya que al estar en espacios exteriores no se verán afectados por las inclemencias del tiempo y te durarán mucho más.