Composición de abonos y fertilizantes
Abonos y fertilizantes cumplen la misma función, se suele pensar que son productos diferentes, pero ambos mejoran el sustrato y proporcionan nutrientes a las plantas, en particular favorecen el crecimiento y la nutrición del suelo. Abonar es una actividad fundamental para mejorar el desarrollo de árboles y plantas en cualquier suelo. Sin embargo, no todo el mundo tiene claro qué tipo de productos usar, es habitual tener dudas entre abonos y fertilizantes.

La idea de que los abonos mejoran el sustrato y los fertilizantes hacen lo propio con las plantas, no es del todo cierta, pues ambos productos optimizan y nutren tanto el suelo como los vegetales. La clasificación es sencilla, entre los de materia orgánica destacan el estiércol, el compost y el mantillo, todos ellos pueden ser de origen animal o vegetal. Su aspecto y textura es casi igual que el mismo sustrato y se aplican directamente sobre el terreno. Mientras que los compuestos químicos minerales solubres hay que colocarlos en el suelo en una mezcla con agua para que luego se absorban por las raíces de las plantas.

Los abonos y fertilizantes los podemos encontrar en tiendas especializadas de jardinería en soluciones líquidas, sólidas o en polvos solubles. Normalmente los abonos tienen un principio activo orgánico, mientras que en el fertilizante es artificial.