Consejos para aplicar el compost en el jardín
¿Has oído hablar del compostaje? Se trata del procedimiento que consiste en tratar los residuos orgánicos para obtener un producto que permita abonar el suelo del jardín.

Esta técnica posee muchas ventajas tanto para el medioambiente como para la economía, además de ser muy beneficioso para nuestras plantas. Sin embargo, es importante saber cómo debe aplicarse. Te lo explicamos a continuación.

Acolchado

Una de las funciones del compostaje es servir como acolchado en la tierra. De esta manera se obtienen todos los beneficios del mulching que se realiza con otros materiales (mantener la humedad del suelo, preservar las raíces de temperaturas extremas, proteger la erosión, evitar la proliferación de malas hierbas…), pero con un mayor aporte nutritivo.

Compost fresco

El compostaje se puede usar tanto cuando está fresco como cuando ya ha alcanzado su punto de madurez. Si se usa en árboles frutales, debe aplicarse en otoño, echando una capa de unos 2 centímetros para luego mezclar ligeramente con un rastrillo alrededor del tronco.

Consejos para aplicar el compost en el jardín
También debes tener en cuenta que el compost maduro tiene un alto porcentaje de nutrientes fáciles de asimilar, lo que genera un crecimiento más rápido de las plantas. Así, si se usa para huertos de espinacas, pepinos, patatas, apio, maíz u otros ejemplares, lo recomendable es cubrir el suelo con entre 3 y 4 litros de compost por metro cuadrado y luego labrar con un rastrillo o azada de forma suave. Es recomendable efectuarlo en otoño o a comienzos de la primavera.

Compost maduro

Para el resto de empleos del jardín es preferible el compost maduro, que mejora la estructura del suelo en cuanto a retención de humedad, oxigenación y desarrollo de las raíces. Además, permite abonar el terreno cubierto de césped. La cantidad apropiada es de 1 litro por metro cuadrado, y es más adecuado hacerlo en primavera o principios del verano.

En macetas

En macetas es mejor mezclar el compost con la tierra del recipiente. Las proporciones de la mezcla deben ser de una parte de compost por cada tres de tierra.