Consejos contra los roedores del jardín
Si estás dispuesto a tener un jardín deberás tener en cuenta una gran cantidad de factores, como el riego, la tierra, las enfermedades y las plagas de las plantas, la distribución de las especies… En fin, aunque poder disfrutar de este espacio en el hogar sea todo un lujo, hay que sacrificar un poco de tiempo para que luzca espléndido.

Una de las cosas a las que tendrás que estar atento si dispones de un jardín, sobre todo si está en el campo, es a los roedores, que suponen un grave peligro, ya que devoran las raíces, bulbos, semillas y plantas pequeñas, estropean la pradera y desnivelan el suelo del jardín. Por si fuera poco, se multiplican con muchísima facilidad y aparecen en cualquier época del año

Sin embargo, hay que tener en cuenta que prefieren los suelos blandos y arenosos y odian los encharcamientos. No es nada sencillo librarse de ello, aunque con un poco de paciencia y una serie de medidas es posible ahuyentarlos: algunas plantas repelentes, cebos, aparatos que emiten sonidos… También es importante que sepas que las especies más sensibles al ataque de los roedores son las bulbosas del huerto y las raíces frescas de los árboles y arbustos jóvenes.

Consejos contra los roedores del jardín
Para ahuyentar a los ratones, además de los fitosanitarios, puedes plantar cebollas, ajos o narcisos entre las especies más sensibles. En cuanto al conejo común, debes saber que hay algunas plantas que los repelen, como los acónitos, anémonas del Japón, clemátides o geranios. Sin embargo, lo mejor es rodear las plantaciones con borduras o mallas metálicas a, al menos, 1 metros de altura.

Para los topos lo ideal son los ahuyentadores ultrasonidos o introducir un trapo empapado en gasolina en la entrada de sus madrigueras.