Consejos para cultivar cítricos
Los árboles cítricos son una excelente opción para tu jardín, ya que no solo son decorativos sino que le puedes sacar mucho partido a sus frutos. Para poder cultivarlos es importante que tengas en cuenta determinados factores, ya que así podrás conseguir que el cultivo sea mucho más provechoso aprovechando totalmente su ciclo natural, que en muchos casos puede ser potenciado.

Aunque forzar el ciclo natural creando situaciones favorables puede ser bueno en el caso de muchas plantas o árboles, lo cierto es que en el caso de los cítricos no lo es. Si se hace, los frutales deberán hacer un esfuerzo mayor para dar frutos, lo que reducirá su producción. Para poder conseguir una buena cosecha, sigue estos consejos para su cultivo:

Variedades

Consejos para cultivar cítricos
Hay muchas variedades de cítricos, siendo el mandarino el más sensible y el limonero el más resistente, lo que hace que se pueda cultivar prácticamente en cualquier lugar. El naranjo es de hoja perenne y no puede estar en zonas donde hay heladas ya que no las soporta, mientras que los inviernos cálidos y suaves le ayudan a que maduren sus frutos. Si la tierra de cualquier cultivo se congela, riégala con agua caliente.

Cultivo

Una de las mejores ubicaciones para el cultivo de los cítricos es aquella en la que pueda estar a pleno sol, si es posible cerca de una pared blanca para que la luz se refleje y vuelva a ellos, lo que les beneficia mucho más. Hay que tener mucho cuidado con el viento ya que es uno de los peores enemigos de los cítricos, ya que deteriora las flores e impide que lleguen a fructificar, lo que reduce mucho la cosecha. Para evitar esto, coloca cortavientos o plántalos en un lugar resguardado del viento.