Consejos para enriquecer el suelo del jardín
Para que un suelo sea bueno debe ser rico en nutrientes como el nitrógeno, el potasio y el fósforo; debe retener la humedad, ya que las plantas toman los nutrientes a través de las plantas; debe tener la aireación adecuada para que las raíces puedan respirar y deben tener un buen drenaje para que las raíces no se pudran. ¿Tu jardín tiene estas cualidades?

Para averiguarlo deberás analizarlo, algo que podrás hacer mediante los kits de jardinería que venden en los establecimientos especializados o pidiendo ayuda a jardineros profesionales, aunque también te puedes hacer una ligera idea del estado de tu suelo observando la salud de tus plantas. Si ves que todo lo que plantas no se desarrolla como debería, posiblemente debas enriquecer el suelo. Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

Estiércol

Para mejorar el suelo de tu jardín te recomendamos que esparzas estiércol sobre el suelo, que es rico en nitrógeno, potasio y fósforo, además de ser una excelente fuente de micronutrientes.

Compost

También es buena idea que introduzcas compost, que podrás hacer tú mismo o podrás comprarlo en tiendas especializadas. Si te decides por la primera opción, deberás saber que crear un compost de calidad requiere de mucho esfuerzo, ya que se debe controlar la cantidad de aire y humedad y la temperatura del compostador. Además, lleva al menos un par de meses obtener un compost que se pueda utilizar.

Consejos para enriquecer el suelo del jardín

Mantillo

También te puede ser de gran ayuda el mantillo, que puede incluir astillas de madera, paja, hojas y corteza de pino.

PH desequilibrado

Si el pH del suelo está desequilibrado deberás añadir sustancias para bajar o elevar la alcalinidad. Aunque es sencillo de hacer, es importante realizar los cambios poco a poco para no asustar a las plantas.