Consejos para escoger el césped artificial
El césped artificial cuenta con una gran cantidad de ventajas respecto al césped natural. Por ejemplo, es ideal para las personas que no disponen de mucho tiempo y para aquellos principiantes que necesitan soluciones rápidas y eficaces. Además, no supone tantos quebraderos de cabeza como el natural: no hay que prestarle atención a su cultivo, no hay que regarlo ni cortarlo, es muy resistente…

En definitiva, el césped natural supone una genial alternativa al cultivo de césped natural. Sin embargo, es muy importante escoger el tipo de césped artificial adecuado dependiendo de las necesidades de cada uno. Te ayudamos a escogerlo a continuación.

Uso y calidad

En el mercado encontrarás diferentes tipos de césped artificial, así que a la hora de escogerlo lo primero que deberás tener en cuenta es el uso que le vas a dar (decorativo, deportivo, para interior…). Eso sí, aunque es importante buscar buenas ofertas, no debes descuidar la calidad del césped. En este sentido, el de poliuretano es más caro que el de látex, pero tiene muchas más ventajas.

Consejos para escoger el césped artificial

El pelo y el color

El pelo del césped determina el uso que se le puede dar a la superficie. Así, si lo quieres para campos de futbol, lo ideal es que mida entre 40 y 60 centímetros, mientras que si es decorativo podrás escoger entre más opciones. Por otro lado, encontrarás césped de diferentes colores, aunque los más demandados son los que imitan perfectamente al natural, tanto en su tonalidad como en su textura.

Zonas transitadas

Si el césped artificial será colocado en un lugar muy transitado deberás decantarte por césped sintético de alta densidad. Por último, es importante que el césped cuente con un buen drenaje para evitar que se originen charcos de agua.