Consejos fáciles para el cultivo de fresas
¿A quién no le gustan las fresas? Es una fruta que normalmente gusta a todo el mundo. De una manera u otra la fresa es probada por todo el mundo, excepto por aquellas personas que tienen alergia o para aquellas personas que consideran que tiene un sabor demasiado fuerte. Para muchas personas el cultivo de las fresas puede parecer demasiado complicado y es que necesita una vigilancia constante y una atención diaria.

No es tan fácil cultivar las fresas como parece, pero si sabes los conceptos básicos y además sigues estos consejos, muy probablemente podrás conseguir buenos resultados. Así, cuando pase el tiempo estimado podrás disfrutar de unas jugosas y deliciosas fresas.

Prepara la ubicación

Al igual que cualquier otro cultivo perenne, necesitarás pensar cuál es el sitio donde quieres ubicar tus fresas para que crezcan, además deberá ser un sitio donde sepas que tus frescas no tendrán problemas para poder crecer sanas y fuertes. No plantes en un lugar donde hayan malas hierbas y ten compost de calidad a mano. Las fresas tienen unas raíces poco profundas y necesitan tener bastantes nutrientes cerca de la superficie para poder crecer sanas y fuertes.

Consejos fáciles para el cultivo de fresas

Escoge algunos tipos adecuados

Hay varios tipos de fresas y deberás escoger las que creas que son mejor para ti y para tus gustos. Hay algunos tipos de fresas que producen durante toda la temporada, otras que son de temporadas, otras que te dan varias cosechas al año, unas que son más grandes que otras… lo ideal es preguntar en la tienda antes de comprar las semillas y una vez que las has plantado pensar si esas te gustan o si te merece la pena buscar otro tipo.

Pero lo que importa al escoger las semillas es que lo hagas pensando en coger aquellas semillas que sean realmente resistentes a las enfermedades. No hay nada que dé más pena que unas fresas que tienen enfermedades y que se te eche a perder toda una cosecha. Para ella pregunta cuáles son aquellas que pueden ser más resistentes a las enfermedades. Aunque no es una garantía que realmente vayan a ser más resistentes que otras pero tendrás más tranquilidad.

Planta bien las semillas

Cada planta de fresas deberán producir por lo mejor como una taza llena de fresas por temporada. Pero para que esto ocurra las plantas de fresas se venden como coronas una mata de raíces unidas a una punta de crecimiento central (en el caso que no sean de semilla). También puedes encontrar las plantas de fresas en una maceta pero será mucho más caro que las coronas o las semillas.

Consejos fáciles para el cultivo de fresas
Es importante que cuando plantes las fresas lo hagas a una profundidad adecuada. Para cada planta de fresas que quieras tener deberás cavar un agujero en la tierra de unos 5 centímetros de profundidad y lo suficientemente amplio como para permitir que las raíces se puedan desplegar en círculo. Después deberás poner la corona, la semilla o la planta en el centro del agujero y llenar el agujero con tierra suficiente y regar bien. El suelo tiene tendencia a hundirse por lo que deberás comprobar que la tierra está en buenas condiciones y si no es así deberás hacer los ajustes necesarios.

Consejos fáciles para el cultivo de fresas

Cuidado con los caracoles y las babosas

Las personas no somos los únicos animales a los que les encanta las fresas. A los caracoles y a las babosas también les encanta comerlas y deberás tenerlo en cuenta porque podrían comérselas mientras no te das cuenta. Además de comerlas también les gusta arrastrarse por ellas. En cuanto veas que los caracoles y las babosas empiezan a tener un festín con tus fresas deberás poner remedios rápidamente.