Consejos fáciles para empezar a tener tu propio huerto
Ahora que estamos en octubre es el momento perfecto para empezar a tener tu propio huerto (realmente todo el año es un buen momento porque lo que importa es que quieras conseguir buenos resultados). Si piensas que tener tu propio huerto o pequeño jardín es demasiado complicado, ¡te equivocas! Puedes crear un huerto de fácil mantenimiento que incluso podría ser un pasatiempo estupendo para los niños de la casa.

¿Te imaginas lo bien que te sentaría comer tus propios vegetales y además enseñar valores a los niños sobre el cultivo de los propios alimentos? Unos alimentos cultivados por ti sabrás que no tienen productos químicos y que si lo has hecho todo bien podrás consumirlos (junto con tu familia) para poder mantener una dieta sana, equilibrada y además, ¡más barata!

A continuación te quiero dar algunos consejos fáciles para que puedas empezar a tener tu propio huerto y que de este modo te des cuenta que es mucho más fácil de lo que te pensabas al principio. ¿Quieres comprobarlo? ¡Toma nota!

Empieza con algo pequeño

No intentes tener un gran huerto sin saber cómo funciona o sin conocer los retos a los que te vas a tener que enfrentar. Es mejor que comiences con algo pequeño como la plantación de pepinos, tomates e incluso con plantar hierbas aromáticas. Piensa que siempre podrás ampliar tu huerto (siempre y cuando dispongas de espacio por supuesto) así como tu confianza al comprobar que tus habilidades con la jardinería empiezan a mejorar considerablemente.

Consejos fáciles para empezar a tener tu propio huerto

Elige el lugar adecuado para tenerlo

No es buena idea tener un huerto en cualquier lugar de tu hogar, por eso tendrás que valorar bien el espacio que le dedicarás a tu huerto. Un jardín con vegetales o un huerto necesitará tener cerca de seis horas diarias de sol directa. Piensa en qué lugar de tu hogar existe la posibilidad de poner tu huerto para que reciban tantas horas de luz directa. ¿Lo sabes ya?

Que sea de fácil manejo

No te compliques la vida más de la cuenta y para ello haz que tu huerto sea accesible por todos los lados y que puedas trabajarlo lo más cómodo posible. Para ello piensa que no deberá ser más ancho de un metro.

Prepara el suelo

Es necesario que tengas la tierra bien preparada para que tus plantas puedan crecer sanas y fuertes. Deberás tener claro cuál es el abono que utilizarás, la cantidad y todo lo que necesitan las plantas que hayas decidido tener.