Consejos Feng-shui para el jardín
La disciplina oriental del Feng Shui es desde hace años una de las mejores claves para ayudarnos a decorar el hogar de manera que se sienta cálido, acogedor y lleno de buenas energías.

Esto es algo que puede aplicarse incluso en mayor medida en los jardines, y a continuación entenderás el por qué… Toma nota de algunos de estos consejos, ¡y potencia las energías positivas también en tus espacios exteriores!

1. Afortunadamente, el jardín es uno de los lugares en los que mayor presencia pueden tener los elementos naturales que tan importantes son para el Feng Shui: Que no falten en tu jardín el agua, la tierra o la madera, por ejemplo.

2. Mantén tu jardín limpio y ordenado para que pueda fluir en él la energía y mantén también tus ejemplares sanos y en buen estado. De hecho, las plantas son uno de los elementos del jardín que más ayudan a relajarse y desconectar.

3. El flujo del chi puede moverse tanto como quiera, por lo que no es necesario que los espacios sean rectos y excesivamente sencillos: Los senderos, caminos y elementos similares pueden jugar con las formas curvilíneas tanto como quieran.

4. Tal y como decíamos antes, el agua es necesaria en un jardín inspirado en el feng-shui, especialmente si se encuentra en movimiento. Eso sí, siempre debe ubicarse frente a la casa y no en las zonas posteriores.

5. En cuanto a las plantas, algunas de las especies preferidas por el feng shui son las siguientes:

– Pinos y bambúes: Representan longevidad y nobleza.

– Jade, cotiledones, malangas: Se asocian a la prosperidad.

– Peonía: Amor y belleza femenina.

– Flor de loto: Simboliza pureza.

6. La iluminación es también importante: Crea un clima tranquilo con algunas luces tenues, velas o paneles para dotar al ambiente de un aire cálido y acogedor en las relajantes noches de verano.