Consejos para hacer compost casero
Hace unas semanas te dimos algunos consejos para aplicar compost en el jardín. Para quienes no lo recuerden, el compost es el resultado del procedimiento que consiste en tratar los residuos orgánicos para obtener un producto que permita abonar el suelo del jardín. Los mejor es que nos permite ahorrar y enriquecer sin químicos los suelos, lo que además de ir muy bien para los bolsillos, es ideal para el medioambiente.

Por supuesto, puedes conseguir compost en cualquier tienda especializada en jardinería, pero si te apetece, también puedes crearlo tú misma en casa. Para lograrlo, deberás reservar restos de materia orgánica (evitando productos tóxicos como carnes, pescados o vegetales en avanzado estado de descomposición) e ir depositándolos en un cubo grande que deberá estar bien tapado o en un compostador térmico, de resina o plástico. Una vez hayas conseguido todo esto, lo mejor es que sigas los consejos que vamos a darte a continuación.

Consejos para hacer compost casero

Remover y mantenerlo húmedo

En primer lugar, es importante remover el compost con una pala cada cierto tiempo. Por otro lado, como deberás mantenerlo siempre húmedo, lo ideal es que esté ubicado en un lugar a la sombra y próximo a la cocina, para que sea más sencillo tirar los desperdicios.

Gusanos y otros elementos adicionales

Algunas personas utilizan gusanos para realizar compost, obteniendo muy buenos resultados. Eso sí, en este caso se recomienda introducir papel de periódico húmedo cortado en trocitos. Además, es buena idea adquirir una biotrituradora para cuando sea necesario cortar ramas gruesas y un termómetro de alcohol para medir el pH.

Cómo saber si el compost está listo

Para saber si el compost está listo (pasarán unos 3 o 4 meses), éste deberá tener un aspecto marrón oscuro y oler a tierra.