Consejos para limpiar suelos de terrazas
Si tienes una terraza o un patio en tu jardín es probable que quieras tenerlo siempre en buenas condiciones y que quieras disfrutar de unos suelos envidiables. Una terraza o un patio en tu jardín que no esté bien cuidado no dará gozo el usarlo cuando haga buen tiempo, por eso es ideal que sepas algunos consejos que te ayuden a limpiar los suelos de tu terraza o patio.

No importa si es una cubierta de madera, si tienes piedra o si es una pasarela… puedes conseguir que tenga un brillo especial y que puedas disfrutar de los suelos al máximo durante todo el año.

Barre la superficie

Antes de hacer cualquier cosa de limpieza en el suelo será necesario que barras con una escoba porque de esta madera podrás quitar la suciedad que haya por encima. Un suelo barrido será mucho más fácil de limpiar y de obtener buenos resultados.

Protege tus plantas

Después de barrer será buena idea que uses la manguera para limpiar los suelos y para hacerlo tendrás que proteger tus plantas y tus hortalizas en el caso que las tengas. Puedes cubrir tu terraza o patio con agua y jabón pero teniendo cuidado de cubrir las plantas con cubiertas de plástico, así en las zonas más sensibles de tu terraza o patio.

Consejos para limpiar suelos de terrazas

Acaba con las manchas

Es probable que tengas manchas en el suelo y que sientas que es todo un reto acabar con ellas. No todas las cubiertas están hechas del mismo material por lo que tendrás que buscar los remedios más adecuados dependiendo del tipo de material que esté hecho tu suelo. Por ejemplo, si tu suelo es de madera tendrás que ser más cuidadoso al tratar las manchas que si lo haces en suelos de piedra que son más resistentes.

Según los materiales

Si tienes madera en el suelo de tu jardín o terraza puedes utilizar una solución de usos múltiples para terraza que tendrás que diluir acorde a las instrucciones y usar una escoba rígida que sea pequeña para poder ir metiendo en un cubo con agua con la solución jabonosa y frotar, así la madera quedará sin manchas.

Si tienes piedra puedes llenar un cubo grande con agua tibia y agregar dos o tres chorros de jabón para lavar los platos y con un cepillo (que no sea de cerdas de alambre porque puede rayas la piedra) y la solución jabonosa tendrás que frotar sobre la mancha. Después tendrás que enjuagar bien y echar un chorrito de vinagre blanco en los espacios de entre las piedras para que no crezcan malas hierbas.