Consejos para comprar el árbol de Navidad
La decoración en los centros comerciales y en las calles, y los anuncios de juguetes y perfumes lo dicen bien claro: ¡la Navidad ya está aquí! Sí, sabemos que aún no estamos ni en diciembre, pero ya va siendo hora de que comencemos a plantearnos la decoración de nuestro hogares, porque si no, se nos echará el tiempo encima.

Uno de los elementos que no deberá faltar en tu casa durante la Navidad es el árbol, que podrá ser natural o artificial. Si optas por la primera opción, es importante que tengas en cuenta una serie de factores para no equivocarte en la lección. ¿Quieres conocer unos cuantos consejos para acertar con tu árbol de Navidad?

Escoger el árbol adecuado

Como sabes, los árboles más usados para decorar los hogares en Navidad son los pinos y los abetos. Antes de escoger cualquiera de estas dos especies, tendrás que tener en cuenta el tamaño, que dependerá del lugar donde lo vas a colocar. Para viviendas no muy grandes, lo mejor son los árboles de tamaño mediano (un 1.5 m). Pero si prefieres los árboles más altos, ten cuidado con la altura del techo. Por otro lado, ten en cuenta que, en general, el diámetro de las ramas de la base del árbol no debe superar el ancho máximo de su sitio porque aunque es posible recortar las ramas en la base del árbol, eso puede estropear su simetría.

Consejos para comprar el árbol de Navidad

Frescura

Por supuesto, deberás comprar el árbol más fresco posible. Para saberlo, comprueba que no suelte demasiadas ramas. Otra opción es arrancar una de ellas y doblarla: si se rompe y cruje, será el árbol adecuado. Sin embargo, en algunos tipos de abetos y pinos, la flexibilidad de las ramas garantiza su frescura.

Cuidados básicos

Una vez hayas escogido tu árbol de Navidad, riégalo al llegar a casa y procura que la tierra siempre esté húmeda. Además, es aconsejable evitar el exceso de exposición solar y el viento.