Consejos para crear tu huerto
Atrás quedó el privilegio de que sólo pueden tener huerto aquellos que tienen terreno para plantar; hoy en día cualquier casa o apartamento con terraza, un pequeño balcón e incluso un amplio ventanal pueden ser suficientes para poder cultivar nuestros propios alimentos. Sólo necesitamos tener un espacio bien iluminado con la luz del sol, y seguir algunos consejos prácticos.

Evidentemente, el espacio del que dispongamos condicionará en gran medida los alimentos que podemos cultivar, de modo que, para empezar, debemos ser realistas en cuanto al espacio del que disponemos antes de realizar cualquier plantación, si queremos que sea fructífera.

Si dispones de un espacio más o menos amplio, podrás cultivar casi todo tipo de verduras y hortalizas. Si, por el contrario, a pesar de tu pasión por el cultivo sólo dispones de un pequeño espacio como un ventanal amplio o un pequeño balcón, no te des por vencido: tú también puedes tener tu propio huerto y conseguir otros productos como tomates cherry o pimientos.

Consejos para crear tu huerto
Una vez tengamos conciencia de nuestro espacio de cultivo, debemos pensar en qué es lo que nos gustaría cultivar. Pero no debes dejarte llevar solamente por lo que más te apetece, pues, al igual que ocurre con la fruta, la época del año en la que nos encontremos será decisiva para saber qué cultivar: es preferible plantar los pepinos durante el mes de marzo, las coles de invierno desde octubre hasta avanzado el invierno, etc. Otros como el rábano y los guisantes pueden ser cultivados todo el año.

Distribuye después el espacio del que dispones entre los productos que cultivarás. La primera vez que plantemos, es importante comprar semillas con sistema de protección de epidemias para proteger a nuestras plantas y a nosotros mismos. Un especialista podrá ayudarnos a escoger la que más se adecúe a nuestro clima y terreno.

Una vez hayas comenzado el proceso, no olvides que la plantación requiere un mantenimiento diario: con un conocimiento básico, dedicación y paciencia, pronto podrás comer tus propios productos naturales y frescos. ¡Suerte!