Consejos para crear un espacio tropical
¿A quién no le atraen los jardines y la decoración tropical? Sobre todo en esta época del año, este tipo de ambientes nos transmiten positividad, alegría y todo tipo de energías positivas. Sin embargo, no son fáciles de mantener en todas las latitudes.

El clima tropical se caracteriza por tener unas temperaturas constantes entre 30 y 36º y un alto nivel de humedad ambiental, aunque también pueden crearse espacios exteriores tropicales en zonas donde haya heladas e, incluso, en climas muy secos o desérticos, tan solo reproduciendo artificialmente algunas de las condiciones climatológicas propias de los países próximos al ecuador. ¡Te explicamos cómo conseguirlo a continuación!

Convertir cualquier espacio en un lugar exótico

En realidad, en España los jardines tropicales solo pueden mantenerse en áreas muy limitadas, como en determinadas zonas de las Islas Canarias o en microclimas como el de la costa granadina y Nerja. Por suerte, es posible convertir cualquier espacio en uno exótico que te recuerde a las vacaciones de verano.

Consejos para crear un espacio tropical

Plantas de mucho follaje

Para conseguirlo, un buen truco es que a en la entrada al jardín, unos espacios se abran a otros para ir creando un interés creciente. Lo mejor es utilizar plantas con mucho follaje, hojas amplias y diferentes. Un truco de los paisajistas es disponerlas en grupos de unidades impares. Además, te serán muy útiles las plantas con follaje y grandes flores de brillantes colores.

Para suavizar este efecto, puedes crear senderos de piedra o losetas de madera. Por otro lado, los árboles contribuyen a crear intimidad.

Tipos de plantas

Las palmeras son los árboles más adecuados, aunque también puedes añadir en tu ambiente tropical bromelias, hibiscos, rododendros, buganvillas, helechos, crotón, begonias, bambú, fucsias, plataneros… Eso sí, es importante que crees tierras ricas en nutrientes que no acumulen humedad, además de fertilizar, extender mantillo y acolchar adecuadamente.