Consejos para cuidar crisantemos
Los crisantemos son una planta con la que consigues unas flores muy bonitos y que, además, es probablemente la planta que mejor se adapta al interior, así que si no dispones de un jardín o terraza sin duda será una de tus mejores opciones. Es muy resistente y fácil de cultivar ya que no necesita muchos cuidados. No necesitarás dedicarle mucho tiempo para poder sacarle el máximo rendimiento.

A continuación te daré unos cuantos consejos para que sepas cómo cuidar los crisantemos:

– Ubica la maceta en un lugar que sea claro, que esté bien ventilado y fresquito pero que no reciba corrientes de aire.

– Ten mucho cuidado con el calor ya que no soportan mucho tiempo en una estancia con temperaturas altas, así que donde la tengas evita poner la calefacción ya que se te echaría a perder enseguida.

– Si tienen falta de luz las flores no se abrirán, así que procura que esté siempre en un lugar bien iluminado.

– Es muy importante que el cepellón se mantenga siempre con algo de humedad para que esté bien hidratado y no se seque.

– El riego tiene que ser regular ya que si no recibe agua las flores se marchitan, pero ten cuidado porque si lo encharcas se te estropearán. Además, pulveriza la planta de vez en cuando con agua tibia, conseguirás que las hojas y las flores estén siempre frescas, especialmente si están en una zona donde hay algo de calor.

– Cuando las flores se te marchiten, sea cual sea la causa, quítalas para dejar espacio y que las nuevas puedan florecer sin problemas.

– Si tienes jardín, desde mediados de la primavera puedes sacarla y tenerla en el exterior hasta octubre, cuando comiencen a empeorar las temperaturas.

Con todos los consejos que te he dado conseguirás que la planta esté floreciente y perfecta al menos durante 10 semanas.