Consejos para cuidar el huerto urbano en noviembre
Como ya sabes, cada estación requiere unos cuidados diferentes para nuestras plantas. De hecho, en cada mes es conveniente realizar determinadas tareas para mantener las macetas, el jardín o el huerto en perfectas condiciones. Hace unos días ya te dimos algunos consejos sobre cómo cuidar tu jardín en noviembre, pero hoy queremos centrarnos en el huerto, concretamente el huerto urbano.

Como habrás podido comprobar, las temperaturas son cada día más bajas y la luz del día más escasa. Estos dos aspectos provocan una bajada de la actividad en los huertos urbanos, pero deberemos seguir prestándoles mucha atención.

Cosecha y siembra

En algunas zonas templadas, hay algunos cultivos de verano que aún siguen dando frutos, como las berenjenas calabacines y tomates. También de los cultivos otoñales se pueden cosechar algunos alimentos como las calabazas. Por otro lado, es muy aconsejable utilizar semilleros cubiertos, semilleros calefactados o invernaderos de jardín para sembrar.

Consejos para cuidar el huerto urbano en noviembre

Riego

En cuanto al riego, no tendrás de que preocuparte. Noviembre suele ser un mes con muchas lluvias otoñales, por lo que lo normal es que la tierra esté bastante humedad. Además, es importante destacar que durante este mes ya no hace calor, por lo que las necesidades de las plantas son menores y la evaporación del agua en la tierra no está tan presente. De todas formas, es importante vigilar el riego, sobre todo en los trasplantes y en las plantas que aún son pequeñas. Por eso, toca la tierra antes de regar y retrasa el riego si todavía está humeda. Si tienes una pequeña instalación por goteo, este es el momento perfecto para limpiar las tuberías y goteros.

Malas hierbas

Por último, tenemos que darte una buena noticia: en noviembre las malas hierbas crecen a menor velocidad, por lo que será más sencillo quitarlas del huerto.